Topografía Iridiana

Veremos las dos formas de topografía iridiana, las cuales nos servirán para observar distintas partes orgánicas en el iris, la Topografía Radial, y la Topografía Anular. También aprenderemos a diferenciar los tipos de iris según su calidad.

 

Es importante que adquiráis una lupa de 4 o 5 aumentos con luz incorporada para que empecéis a familiarizaros con su uso y en la observación de los diferentes iris.

Exploración del Iris

TOPOGRAFIA RADIAL

Existen una serie de mapas sectoriales, en los que se localizan los diferentes órganos y sistemas de nuestro organismo. Pero, no debemos cometer el error de evaluar al paciente, solo colocando los signos en el mapa y viendo que órganos están afectados, ya que la iridología contempla al ser humano como un todo. Por lo tanto tendremos que valorar con la misma importancia los signos generales como la coloración, circularidad, como está la BNA, etc.

Para encontrar una forma para colocar correctamente un signo en un mapa, se observará el iris como si fuera la esfera de un reloj; colocando los signos en las horas. Por lo tanto diremos que la topografía radial divide el iris en doce porciones.

Es muy difícil localizar un punto exacto en el iris; ya que podemos decir que se encuentra a las seis, y puede estar media hora antes o después, es por eso que nos tomaremos los mapas con relativa flexibilidad. Tenemos que saber que si localizamos un signo, por ejemplo, en la vejiga urinaria, podría tratarse de un signo genital o de la parte baja de la columna.
La colocación de los órganos en el iris, es como si uno de los iris se reflejara en un espejo, por ejemplo, en el iris derecho el bazo se encuentra a las 8, mientras que en el izquierdo se encuentra a las 4.

La topografía radial, sigue las directrices de Ignatz Von Peczely. En esta, el iris se representa centrado en la zona del ombligo, representado por la pupila, extendiéndose a su alrededor las diferentes zonas orgánicas. En la zona pupilar, como antes he comentado, se localiza el sector correspondiente al sistema digestivo, el cual no tiene ninguna representación en la zona ciliar, excepto de órganos como el hígado, la zona final del recto y el páncreas.

TOPOGRAFIA ANULAR (círculos concéntricos)

La topografía anular es la que divide al iris en diferentes zonas, mediante anillos circulares.

1- Área del estómago.
2- Área de los intestinos.
3- Glándulas suprarrenales, epífisis, y páncreas, área cardiaca y plexo solar.
4- Conductos bronquiales, pulmones, riñones y bazo.
5- Cerebro y órganos reproductores, hipófisis, tiroides e hígado.
6- Sistema circulatorio sanguíneo y linfático.
7- Piel, glándulas sudoríparas, nervios motores y sensitivos.
* La zona dentada nos indica la banda del sistema nervioso autónomo.
Más tarde analizaremos las características de cada anillo del iris, pero antes hablaremos de las zonas conocidas como mayores. Estas zonas son la zona pupilar y la ciliar, delimitadas entre sí por la corona o BNA.

Zona pupilar
Esta zona, como ya sabéis, se encuentra situada entre la pupila y el ángulo de Fuchs o BNA, siendo una zona de mayor pigmentación que el resto del iris.

Esta zona suele ser más pobre en signos que el resto del iris, excepto en la pigmentación.
Hay diversos métodos para evaluar el estado de esta zona:

Tamaño: Sabemos que ocupa el tercio interno del iris, y por lo tanto cuando este valor se ve alterado nos indicará un trastorno. Como antes había comentado, tenemos que observar si la zona pupilar se encuentra contraída o dilatada.

Estructura: La estructura del iris en esta zona es de tipo estriado y radial, menos en iris donde no es posible separar la zona pupilar de la ciliar, ya que la corona casi no se muestra. La densidad de la zona pupilar, por sus características, parece peor que la de la zona ciliar, aunque no sea así. Será difícil hallar señales en esta zona, ya que es pobre en signos, pero si rica en pigmentos.

Coloración: Esta zona tiene mucha pigmentación, y será por este motivo, que si está más pigmentada que el resto del iris no tendría valor como signo patológico. Si hay una hiperpigmentación importante, se valorará en relación al color del pigmento.

Circularidad: Esta característica estará relacionada con la corona nerviosa o BNA. Algunas veces se puede observar que la zona pupilar presenta estrechamientos o abombamientos, esto nos ayudará a encontrar prolapsos y zonas de estrechamiento en el sistema digestivo.

Zona de la corona nerviosa
En esta zona nos guiaremos por su:

Circularidad: Si la BNA presenta ligeras ondulaciones, nos hará
pensar en un sistema nervioso equilibrado, pero cuando se pierde esta circularidad, pensaremos en distonías vegetativas, interpretadas como alteraciones en la conducción nerviosa vegetativa hacia los diferentes órganos.

Relieve: Si la corona presenta una gran protuberancia, pensaremos en un aumento del tono nervioso simpático.

Coloración: Observaremos el tipo de pigmento acumulado, para saber cual es la causa de la disfunción simpática.

Distonías: Algunas veces la BNA sobresale más en una zona determinada, indicando un estado de hiperexcitación localizado en una zona o área concreta del organismo.

Zona ciliar
Esta zona no se puede valorar en sí, ya que está constituida por la suma de las diferentes zonas concéntricas o anillos que ahora veremos.

OBSERVACIONES
Sistema Neurovegetativo
Se estudiará la actividad parasimpática mediante la observación del primer anillo, correspondiente al reborde pupilar. Tendremos que estudiar paralelamente a esta, la actividad simpática, ya que de su equilibrio depende el buen funcionamiento del organismo.

La función parasimpática es:

-Normal, cuando el anillo es débil o parcialmente visible.
-Hipofunción (disminución de la función), cuando este anillo está ausente.
-Hiperfunción (aumento función), cuando es fuertemente visible.
*Un anillo rojizo alrededor de la pupila (reborde pupilar), indica tendencia neurasténica y/o depresiva.

Zona Gástrica (Zona Digestiva)
Esta zona corresponde al segundo anillo y lleva la mayor cantidad de material tóxico, por lo que suele ser la zona más oscura en relación con el color básico del iris.

– Color más oscuro: nos indicará toxemia.
– Color más claro (con signos inflamatorios o líneas blancas): nos hará pensar en úlcera gastroduodenal, hiperclorhidria o gastritis. El color claro en esta zona indicará gran presencia de ácido clorhídrico.
– Borde de la pupila dentado, roto o desgarrado: indicará degeneración del estado de inflamación, aumento patológico por anomalía nerviosa vegetativa, neuritis y/o jaquecas.
– Signos oscuros variados y toxemia en el área de intestinos, sobretodo en ciego y colon descendente: nos hará sospechar de estreñimiento crónico.
– Rayos solares: nos indicarán un agotamiento orgánico y nervioso. Si los rayos alcanzan la BNA, indicarán espasmos gástricos o intestinales.
– Anillos nerviosos: indicarán espasmos fuertes en gastritis nerviosas.
– Pequeñas lagunas agrupadas en la BNA: nos hará pensar en diverticulosis.
– Estrechamiento de la corona hacia la pupila: indicará ptosis. Así se detecta la ptosis de colon transverso.
– Zona intestinal de mayor grosor, que empuja hacia fuera la BNA: nos estará indicando dilatación del colon.
– BNA muy blanca que se dirige hacia la pupila, estrechamiento de la zona intestinal: nos indicará espasmos nerviosos o musculares de la pared intestinal.

BNA (Función Simpática)
Se encuentra localizada a lo largo de toda la BNA (anillo 3). Es:
-Normal, cuando el relieve de la BNA es normal y su color igual al del resto del iris.
-Hipofunción, cuando observéis un relieve aplanado y con el mismo color que en el
resto del iris.
-Hiperfunción, cuando el relieve forma una cresta y es de distinto color al del resto del iris.

Glándulas de secreción (Secreciones Glandulares)
El área 4 dispone de las glándulas de secreción tanto internas como tiroides, suprarrenales, hipófisis, como las mixtas, como el hígado, testículos junto con las glándulas de la digestión. Esta área concierne a los productos de secreción como los enzimas y las hormonas. Si hay alteración en estas secreciones, se producirá una disfunción en hiper o hipo de determinados órganos.

Por ejemplo, un alargamiento del anillo 4 hacia la zona pulmonar, nos indica una secreción anormal de moco segregado por las glándulas bronquiales. Si este alargamiento avanzara hacia la zona de cara, nariz y frente, puede significar sinusitis.
-Un estrechamiento en el hígado puede señalar una insuficiencia biliar.
-Cuando se produce la penetración del simpático (BNA) en un órgano, hay que buscar si existe una alteración nerviosa (hiper o hipofunción) del órgano o si solamente las secreciones son demasiado abundantes.

Circulación Grandes Vasos
Se corresponde con el anillo 5 y hace referencia a la circulación de los grandes vasos sanguíneos. Este anillo es difícil de diferenciar, pero en caso de toxemia aparece una coloración parcial o total en este anillo, que se traduce en una alteración circulatoria y en una carga de desechos en sangre.

Zona de Órganos
Esta zona se tendrá que valorar dependiendo de a que órgano estén afectando los signos.

Circulación Periférica (Circulación de los pequeños vasos y capilares)
Se trata de la circulación periférica, y por lo tanto, todo lo que concierne a la piel, atañe también a esta circulación. Los depósitos toxínicos en esta zona, nos indican mala circulación periférica.
-Coloración blanca: nos indica sobrecarga de ácido úrico.
-Coloración oscura con varios signos de debilidad: nos indica debilidad muscular y sanguínea.
-Puntos oscuros en la zona: nos indica insuficiente función de los leucocitos y glándulas linfáticas en hipofunción.
-Depósitos gris-blanquecino o blanco amarillento translúcido, que abarca también la zona de piel; puede ser un anillo de colesterol e indica arteriosclerosis.

Zona de Piel y Mucosas
En esta zona sólo nos guiaremos por el aumento del grosor o de la pigmentación del anillo ( cerco costroso).

 

______________________ 

Calidad del iris

 

Vamos a aprender a valorar un iris de forma general, sin entrar en detalles. La calidad del iris será la primera orientación que tendremos del paciente.

La calidad del iris nos vendrá dada por la densidad que presentan las fibras, la coloración anormal, los cambios de color según las constituciones (que veremos más adelante) y los signos concretos.

¿Existe un Iris ideal? Los expertos en Iridología han tratado de clasificar la constitución orgánica en varias clases o grados, de acuerdo con la densidad y categoría del Iris. En un principio dicha clasificación es infinita, pero para facilitar la tarea, se han distinguido seis clases de constituciones.

1. Iris ideal o superior

Es un iris utópico, no detectaremos signos ni color anómalo, tampoco se distingue mucho la BNA.
No hallaremos la presencia de manchas oscuras ni de fibras abiertas. La densidad de las fibras será ideal, indicando un gran grado de vitalidad que relacionaremos con una buena reacción frente a enfermedades. Vamos ha asociar a las calidades un tipo de madera para hacernos una idea de la densidad. En este caso, el iris ideal lo asociaremos con el ébano.
* Presenta el color puro y limpio, la superficie brillante, las fibras están apretadas, y carece de signos y dibujos a simple vista.

2. Iris bueno

Este iris es típico de personas muy sanas, en el que destaca el color limpio y puro. Puede haber algunas fibras marcadas y se detectará un poco la BNA. En este caso el árbol será el roble.
* Color claro y limpio. Superficie densa, carente de signos apreciables a simple vista, pero con finísimas rayas blanquecinas, apreciables con la lente

3. Iris común

En este iris vamos a observar una BNA mucho más marcada, la cual incluso se puede romper haciendo picos, como si fuera una estrella. Aparecerán también rayos solares y anillos nerviosos, las fibras se presentarán abiertas, con dilataciones que pueden acabar siendo lagunas. El cerco costroso será más oscuro. Calidad asociada al pino.
* Color más o menos turbio o mezclado. Líneas blancas ostensibles a simple vista y mezcladas a veces con líneas oscuras. Fibras densas y en general bastante íntegras. A veces, presencia de anillos nerviosos.

4. Iris mediano

Es el iris más normal, veréis las fibras ligeramente laxas, haciéndose más evidente la BNA y aparece el borde del iris más oscuro. Este signo oscuro lo llamaremos “cerco costroso”. También observaremos algunas dilataciones en área digestiva y la presencia de anillos nerviosos en la zona ciliar (los anillos nerviosos son un signo de hiperexcitación nerviosa, que veremos posteriormente). Este iris los asociaremos con el nogal.
* Color sucio con aumento de dibujos que dan a la superficie del iris una irregularidad manifiesta. Nos indica una marcada predisposición a las enfermedades. La mayoría de los enfermos crónicos pertenecen a este tipo de constitución.

5. Iris malo

El iris llamará la atención por su color sucio y turbio, observaréis signos profundos con destrucción de fibras. Pueden aparecer lagunas muy profundas y marcadas, numerosos rayos solares y gran acumulo de copos. Este iris será típico en personas con enfermedades crónicas y degenerativas, nosotros lo asociaremos al chopo.
* Se encuentran impurezas en el colorido y muchos defectos en las fibras radiales. Las diferencias de coloridos suelen manifestarse más en la parte del estómago e intestinos, lo que nos demuestra su componente de predisposición a la intoxicación.

6. Iris pésimo

Este iris presentará una densidad laxa, con numerosas dilataciones, manchas toxínicas y criptas. Las lagunas por su profundidad se convertirán en criptas. Todos los signos aparecerán oscuros a causa de su cronicidad. La BNA aparecerá muy dentada y replegada, igual que el borde pupilar, este signo nos indicará problemas degenerativos en área digestiva. Calidad asociada al aglomerado.
* El Iris, en este caso está surcado por innumerables fibras e irregularidades. Su colorido está profundamente alterado y predominan los signos de condición crónica y destructiva. Esta constitución trae como consecuencia una gran predisposición a las enfermedades y el organismo no dispone de resistencias ni de defensas suficientes para vencerlas.

Vídeo sobre la topografía iridiana. (Extracto del documental: Diagnóstico por el iris)

Un comentario:

  1. Desde Barcelona un atte agradecido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Seguridad (Rellena el campo que falta) *