Signos frecuentes

Tabla con los signos más frecuentes que nos podemos encontrar en el iris de un paciente:

 

1. Contextura. Fibras del tejido iridal recto, compactas y uniformes Buena contextura orgánica.
  Alteración de las mismas características Proporcionalmente al deterioro, falta de vitalidad, contextura inferior.
2. Color. Azul o castaño brillante, limpios de nubecitas u opacidades. Pureza orgánica.
  Anormalidades en esas características. Impurificación proporcional orgánica.
  Color general oscuro o negruzco del iris. Impurificación de la sangre y tejidos. Deficientes eliminaciones por la piel, riñones e intestinos
3. Tejido iridal. Esponjamiento en la trama de las fibras iridanas Congestión de intensidad variable
  Interrupción o ruptura del tejido iridal. Heridas.
  Inflamación del tejido iridal. Dolor e inflamación.
4. Alrededor de la pupila 4. Alrededor de la pupila. Inflamación del aparato digestivo, malas digestiones, fiebre interna.
  Círculo delgado de color café o rojizo en el borde de la pupila. Debilidad del gran simpático con estreñimiento nervioso.
  Gran círculo definido. Persona que traga sus alimentos sin masticar.
  Borde pupilar irregular. Intoxicación intestinal o medicamentosa, alteración consecuente de los nervios.
5. Área del estómago. Tejido esponjoso. Fiebre estomacal, congestión.
  Puntos oscuros sobre fondo más claro. Úlcera estomacal.
  Hoyitos o anillitos de tamaño variable en círculo. Desgaste general del tejido, congestión crónica.
6. Área de intestino. Tejido esponjoso. Congestión, fiebre intestinal.
  Tejido disgregado. Proporcionalmente, peor digestión.
  Triángulos con puntos  pacos. Lombrices.
7. Área de la piel. Anillo descolorido o lechoso. Piel inactiva, fría.
  Opuesta al color de la zona digestiva. Desequilibrio térmico.
8. Pupilas. Distintos tamaños y bordes irregulares. Afección grave del sistema neuroespinal.
  Se agrandan o se achican sin motivo. Irritación nerviosa por venenos o ácido úrico en la sangre.
  Dilatadas en exceso. Estreñimiento crónico, intoxicación medicamentosa o lombrices.
  Signo iriológico que corta el borde pupilar. Mayor gravedad, compromete el sistema nervioso.
9. Círculos. Concéntricos cercanos al borde periférico iridal. Irritación crónica del sistema nervioso por putrefacciones intestinales.
  Círculos nerviosos que alcanzan el área del cerebro. Histerismo, vértigo, fluctuaciones del ánimo.
10. Manchas. Rojizas. Materias extrañas en el organismo.
  Café y hasta negras, poco limitadas. Yodo inorgánico.
  Triangulares y ovaladas con bordes dobles. Soriasis o sarna.
  Negras, ovaladas, en forma de pera Heridas graves, puñaladas, etcétera.
11. Decoloraciones. Color amarillo. Intoxicación por azufre.
  Color plomizo. Intoxicación por plomo.
  Color amarillo claro. Intoxicación por aspirina.
  Color blancuzco. Intoxicación por salicilato.
  Color rosado claro. Intoxicación por bromuro.
12. Área del esófago. Líneas longitudinales finas y cortadas. Ingestión de comidas demasiado calientes.
  Como copos blancuzcos cerca de la zona de la piel. Intoxicaciones por sustancias
inyectadas.
14. Área del corazón. Esponjamiento del tejido. Congestión del músculo cardíaco.
  Señales color café amarillo. Efectos de la nicotina.
15. Nubes. Blancas que se disipan. Inflamaciones pasajeras.
  Cenicientas y sucias. Intoxicación general.
16. Áreas del cerebro. Líneas o surcos radiales desde la zona digestiva. Dolor de cabeza de origen intestinal.
  Nubecilla en el borde exterior. Mareos, vahídos, desvanecimientos, pérdida de memoria y de vista.
  Nube lechosa más cargada y extensa Propensión a la parálisis
17. Señales. Bien negras con bordes blancos. Golpes o fracturas.
  Fibras cortadas. Lesiones orgánicas.
  Destrucción del tejido iridal con cortes de las fibras.  Procesos destructivos, como gangrena, lesión cancerosa o tuberculosa, etcétera.

 

1. Contextura. Fibras del tejido iridal recto,
compactas y uniformes
Buena contextura orgánica.
Alteración de las mismas
características.
Proporcionalmente al deterioro, falta
de vitalidad, contextura inferior.
2. Color. Azul o castaño brillante, limpios de
nubecitas u opacidades.
Pureza orgánica.
Anormalidades en esas
características.
Impurificación proporcional orgánica.
Color general oscuro o negruzco del
iris.
Impurificación de la sangre y tejidos.
Deficientes eliminaciones por la piel,
riñones e intestinos.
3. Tejido iridal. Esponjamiento en la trama de las
fibras iridanas.
Congestión de intensidad variable.
Interrupción o ruptura del tejido iridal. Heridas.
Inflamación del tejido iridal. Dolor e inflamación.
4. Alrededor de la
pupila
Color café o amarillo. Inflamación del aparato digestivo,
malas digestiones, fiebre interna.
Círculo delgado de color café o rojizo
en el borde de la pupila.
Debilidad del gransimpático con
estreñimiento nervioso.
Gran círculo definido. Persona que traga sus alimentos sin
masticar.
Borde pupilar irregular. Intoxicación intestinal o
medicamentosa, alteración
consecuente de los nervios.

2 comentarios:

  1. Me encanta! Cada día aprendo algo nuevo. Llevo 1 año estudiando y mirando iris. También lo hago en forma gratuita.

  2. practico con exito la iridologia, pero necesito aprender para seguir ayudando a otros. Soy pastor, lo hago gratuitamente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Seguridad (Rellena el campo que falta) *