Exploración del Iris

En este último tema, veremos cómo observar el iris y aproximarnos al paciente.


-Aproximación al paciente:
Antes de empezar a trabajar con la lupa, haremos una rápida revisión general de la persona. Por ejemplo, una persona que lleve gafas para corregir su miopía, puede tener una ligera dilatación pupilar.

Una cosa importante ha saber, es que los pioneros en iridología, insistían en que la observación de los iris a la luz natural del sol, era imprescindible para un buen diagnóstico general. Esto muchas veces es imposible, pero tenemos la suerte de disponer de lámparas halógenas, las cuales poseen una iluminación muy parecida a la luz solar.

Cuando ya hemos realizado el acercamiento previo, empezaremos a iluminar el ojo, observando los reflejos pupilares (normalmente se realiza sin lupa) y fijándonos en las posibles alteraciones de la conjuntiva. Si nos encontramos ante a una persona que presenta una alergia conjuntival, dejaremos la exploración para otro día, ya que nos pueden quedar ocultos muchos datos.

Con la lupa, observaremos ya los signos generales en ambos iris, que nos darán una visión constitucional general de la persona. Nos fijaremos en signos como la toxemia, las manchas pigmentarias y los anillos nerviosos.

-¿Cómo procederemos?

Haremos primero una valoración global, fijándonos en:
* Reflejo pupilar
* Color
* Disposición de las fibras
* Estado de las conjuntivas
* Manchas, etc.

Tendremos que determinar:
* Constitución
* Subtipo
* Calidad del iris

Seguidamente nos centraremos en la observación circular, fijándonos en el tono parasimpático, el estado de la BNA, el grado de miosis o midriasis y en las alteraciones que puedan presentar los otros sectores. También analizaremos la zona de estómago, observando si hay toxemia.

Finalizaremos con la observación radial, empezando en el minuto 0 hasta el 59, primero en un iris para seguir en el otro. Identificaremos los diferentes órganos que puedan estar afectados, señalando (en nuestra plantilla) los signos y su estado (agudo, subagudo, crónico y degenerativo).

Si se dispone de un aparato para realizar fotografías, es conveniente realizarlas antes de la observación con la lupa y su respectiva iluminación, ya que el paciente puede sufrir cansancio ocular y desvirtuar la fotografía.

Material necesario:
El utensilio imprescindible es la lupa. Las lupas ideales para la exploración del iris no han de tener muchos aumentos (entre dos y cuatro aumentos), ya que las de grandes aumentos tienden a deformar la imagen. Son muy prácticas y cómodas las lupas con iluminación incorporada.

Ficha iridológica:
Un modelo de ficha iridológica básica, esta formada por un primer apartado donde se anotarán los datos personales (nombre y apellidos, dirección, fecha, antecedentes….) y una parte inferior donde se ubicará el mapa iridológico en blanco, sin los nombres, para poder marcar los diferentes signos en él.

He dado un ejemplo de ficha iridológica para tener una idea en un principio, pero es muy relativo, ya que cada uno de vosotros tendrá su forma personal de anotar los datos.

Recordad la importancia que tiene en iridología la observación global del iris, no fijándonos exclusivamente en un signo específico.

 

3 comentarios:

  1. Hola, les agradecería mucho que me enviaran alguna foto de alguien con acidosis metabólica.
    Gracias.

  2. me podrian mandar fotos de alguien con acidosis metabolica gracias

  3. Mario Hernández

    La información que han presentado es exelente tanto en su texto como en sus imágenes, las cuales son de mucha ayuda para entender mejor sus explicaciones. Gracias por tener la disposición de compartir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Seguridad (Rellena el campo que falta) *